miércoles, 18 de mayo de 2016

La trifulca del paro


A la llegada de la patrulla, tras desactivar las luces de emergencia, las personas agrupadas en la entrada de la oficina del INEM, se apartaron para ceder el paso a dos policías que salieron del vehículo. En el interior, dos hombres sujetaban a uno que se les resistía.
Uno de los agentes ordenó que le soltaran, el otro preguntó:
—¿Qué es lo que ha pasado?
—Casi se lía con el funcionario que está ahí sentado—respondió una mujer con pinta de saberlo todo.
—¿Y eso? —insistió el policía.
—Cuando le atendía; le ha llamado turista —señaló al que, detrás del mostrador, se arreglaba el nudo de la corbata.
—Llamar turista… no es un insulto —alegó el agente.

—Es que ya llevo cinco años de vacaciones obligadas —dijo el liberado.

No hay comentarios: