domingo, 24 de abril de 2016

Transición



La ausencia repentina de mi hija, hizo que me detuviera en el sendero que bordeaba el Monte del Perdón por un extenso trigal. Al girarme para aguardarla, dejé de observar la infinidad de mariposas que revoloteaban por delante de nosotros. La descubrí bajo la sombra un viejo nogal, junto a una “Vanessa atalanta” que posaba mostrando sus alas abiertas sobre la rama de un romero en flor. Me acerqué para fotografiarlas y, cuando tuve el enfoque perfecto de la cámara, una luz cegadora me lo impidió.
—Queda un minuto —dijo el anestesista.
—¡Bisturí…!
Las mariposas comenzaron a difundir el color de sus alas por aquella parte del Camino de Santiago.


CONCURSO NETWRITERS, 19 DE ABRIL DE 2016
Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Mariposas”

No hay comentarios: