viernes, 9 de octubre de 2015

La red social marinera

En un puerto de la costa valenciana, dos pescadores, sentados uno frente al otro, limpian la red en el barco donde trabajan: desprenden de ella todo lo que ha quedado durante su repliegue en alta mar al quitar restos para dejándola prevista para el día siguiente. El mayor, ensimismado, no parece que tenga ganas de conversar, solo mira las manos del otro que, no cesan de faenar silbando sin cesar.
—Fíjese con está Lubina —dice el joven—. Ha tragado un anzuelo y tiene en la cola una buena mordida.
—Cuando llega la hora nadie escapa de ella.
—Por cierto, ¿qué tal el resultado de los análisis? No me ha dicho nada todavía.
—No muy buenos, diría yo.
—¿Y eso?
—Cambiemos de tema…

No hay comentarios: