viernes, 25 de septiembre de 2015

La demostración de cilindrada


—¿A cuánto dices que corre éste coche?
—De que ponga la sexta, como si despegásemos… ¡ahora veras!
—Por treinta mil euros, ya me dirás.
Después de una larga curva, en un control de la guardia civil de tráfico les hacen el alto, una vez detenido el vehículo, con marcialidad, un agente se acerca al lado de conductor y tras saludarle sieso, le ordena:
—Muestre la documentación y su carnet de conducir, le tengo que denunciar por superar el límite de velocidad establecido en la curva, ha circulado a más cien por hora, el radar les ha interceptado a doscientos…
—Señor agente. No me dado ni cuenta—alega el conductor con beatitud.
—Yo sí que vi la señal—añade el copiloto con sorna.

No hay comentarios: