lunes, 13 de abril de 2015

El tren de la bruja

En la feria de un pueblo pequeño, una niña  con su hermano, frente a la taquilla de una atracción  infantil, aguardan su turno. Era la primera vez que iban a subir en un tren decorado con los dibujos de “Blancanieves y los siete enanitos”.
Su padre entregó la entrada al joven que les acompañó hasta el vagón descapotable, luego les observó dando vueltas sobre un círculo de raíles divido por un túnel cubierto por una lona.
Al finalizar el viaje y bajar del vagón, su hermano le preguntó:
—¿Qué te ha parecido la bruja?
—No es una bruja, es un brujo; porque lleva las mismas zapatillas que el hombre que nos regaló el globo en la entrada.

No hay comentarios: